Siete errores que estás haciendo en tu carrera profesional


En mi experiencia como desarrollador de software, gestor de proyectos y profesor universitario, he tenido la oportunidad de hablar con distintas personas sobre como pueden mejorar su carrera profesional y acelerar su crecimiento.

Y durante este tiempo, he encontrado algunos errores muy comunes que cometemos en nuestra carrera (incluyéndome) que podemos mejorar.

Si bien el presente post esta orientado para personas dedicadas al desarrollo de software, también aplica para cualquier profesión (creo yo), así que lo invito a leerlo.

1. No tener un objetivo claro.

Sin un destino en mente, vas a la deriva por la vida,  vas por donde el tiempo te lleve.

Si quieres tener una carrera profesional exitosa, lo que necesitas es saber a donde estas intentando ir.

sin_objetivos

Existen muchos profesionales que prácticamente han tenido el mismo trabajo con las mismas responsabilidades durante mucho tiempo, por no decir años, muchas veces por que es la opción por defecto. Si no estas fijando claramente tus objetivos para el futuro, para tu carrera, probablemente caerás en la monotonía laboral.

A si que, ¿Qué puedes hacer al respecto?

Hoy, en este instante, tómate un tiempo y piensa en tu carrera de programador o la que fuere y decide cual es tu objetivo inmediato.

Es decir, ¿Qué es a lo que aspiras, en este momento?

Una vez que sepas cual es tu objetivo, podrás seleccionar uno nuevo, pero por ahora, que es lo que deseas lograr en tu carrera de programador?

Quizás quieras escribir esto y ponerlo en un lugar donde lo veas todos los días para que recuerdes que estás aspirando lograr, eso es un gran paso.

2. No invertir en “habilidades blandas”.

Existen muchos programadores que son muy buenos en las líneas de código.

Conozco a grandes programadores que pueden hacer funcionar algorítmicamente círculos a mi alrededor – es un decir 🙂 – ellos pueden entender y pensar sobre arquitecturas complejas en sus cabezas a un nivel que ni siquiera puedo aspirar en competir con ellos.

Pero adivina que?

Algunos de ellos no lograron el verdadero reconocimiento promocional (aunque sí su reconocimiento personal y eso vale mucho) – por decirlo de alguna manera- debido a que lo más importante no es QUÉ lograste, sino CÓMO lo lograste. Las organizaciones (clientes, usuarios) tienden a valorar más las competencias de una persona, es decir sus comportamientos aplicados para lograr sus objetivos.

Por ello es importante trabajar en las habilidades blandas en tu carrera de programador, y no solo es cuestión de tener habilidades técnicas que tanto hoy en día, los programadores se concentran en ellas.

soft-skills-programmer

Como desarrollador de software, estoy seguro que ya sabes, que no todo es escribir código.

Hay muchas otras habilidades importantes que son necesarias para tener éxito.

Tenemos que trabajar constantemente con personas, las habilidades interpersonales se han convertido en una necesidad.

Los  plazos ajustados y cambios rápidos requieren de una estabilidad mental, concentración y auto-motivación.

En un entorno de constantes cambios, lleno de muchas cosas posibles para trabajar, tenemos que aprender a priorizar y cómo ser lo más productivo posible.

Y no nos olvidemos de la salud y los ejercicios, así como las finanzas personales, que si se ignoran pueden llevarnos a la ruina.

Si eres desarrollador de software,  el siguiente libro “Soft Skills: The Software Developer’s Manual” te ayudará en profundizar sobre este tema.

Lo que quiero resaltar es que en la vida, sin importar lo que estés haciendo o de que profesión eres, las habilidades blandas son casi siempre más importantes que las duras (habilidades técnicas), de modo que asegúrate de aprender de ellas.

3. No ser parte de la comunidad.

Una de las cosas que pueden beneficiar a cualquier persona sea de la especialidad que fuere, es involucrarse en alguna comunidad.

No solo ser parte de algo más grande que uno, sino que al estar en él (comunidad) te ayuda a mejorar tus habilidades, a hacer nuevos contactos (networking) y fijar tus aspiraciones un poco más alto (al compararte).

Ser parte de algo más grande que uno mismo, es una manera segura de crecer.

comunidad-software

Si sientes que tu carrera de desarrollo de software se ha estancado, puedes unirte a una comunidad de personas de ideas afines que comparten sus esfuerzos y pueden ofrecer consejos para ayudarte a superarlos.

Ser parte de una comunidad es también una gran manera de llamar la atención y hacer networking que pueden beneficiarlo en gran medida en su carrera.

Pero ¿Cómo puede unirse a una comunidad?

Es simple. Hay una amplia variedad de grupos de distintos temas en Meetup en todo el mundo, que sólo tienes que unirte y participar en una reunión.

4. No especializarse

Elije un nicho para sí mismo y especialízate en ese nicho.

Esto no significaif only... que no se puede tener una amplia base de conocimientos, pero,  es bueno elegir un área donde enfocar nuestros esfuerzos en profundidad.

Es muy importante, sobre todo al principio de su carrera, ser especialista de algo.

Los especialistas son siempre mucho más demandados, pueden obtener mayores tarifas por hora y salarios, y son capaces de construir una reputación mucho más rápido.

Además, hay una cierta satisfacción de saber que usted conoce alguna área de desarrollo de software o tecnología a profundidad.

Es posible que con el tiempo puedas superar tu estanque – y ser el momento de explorar aguas más profundas – pero, empezando con una especialidad es una gran manera de construir un nombre y una reputación por sí mismo en la industria del desarrollo de software.

5. No invertir en tu marca personal

A lo largo de tu vida muchas cosas van a ir y venir. Es posible que cambies de trabajo. Puedes incluso cambiar de esposa(o). Puedes ser rico o puedes ser pobre. Puedes estar en forma o podrías ser gordito, pero independientemente de lo que te pase en la vida, hay algo que se queda con nosotros para siempre … y ese es Tú nombre!

marca-personal

Por lo tanto, ya que tu nombre va a estar contigo para toda la vida, no crees que deberías poner un poco de esfuerzo en él?

Tu nombre, o tu marca personal, es un activo muy valioso que muchos jóvenes (en proceso de crecimiento profesional) ni siquiera son conscientes de que tienen.

Un nombre o marca personal, es una herramienta muy potente para conseguir un trabajo, conseguir un ascenso, lograr el aterrizaje de un nuevo cliente o incluso iniciar tu propio negocio.

Existen muchos desarrolladores de software que nunca tendrán que preocuparse por la seguridad laboral, ya que han invertido el tiempo y esfuerzo para construir una marca personal sólida por sí mismos. Ellos saben que no importa lo que pase, que pueden conseguir otro trabajo en cuestión de horas, debido a que tienen una buena reputación y son muy bien conocidos.

Para construir tu marca personal seas de la industria que fuera, te recomiendo empezar con la creación de un blog, elegir un nicho o especialidad que quieras ser conocido, aprender a correr la voz y obtener su nombre por ahí .

6. No trabajar en un proyecto paralelo.

Debes siempre tener algún tipo de proyecto paralelo, sea este personal o que usted sea el proveedor de un servicio.

Un proyecto paralelo tiene muchos beneficios que quizás podría no darse cuenta.

proyecto_personal

Trabajando en un proyecto paralelo es una gran manera de desarrollar nuevas habilidades y aprender nuevas tecnologías que pueden beneficiar si alguna vez hay que buscar un nuevo empleo.

A veces, un proyecto paralelo puede ser agradable alivio del estrés del trabajo que tiene que hacer. Un proyecto paralelo puede ser una buena salida que le da algo que esperamos que cada día y te hace sentir más relajado. Quizás te guste dictar clases? trabajar desde casa? convertirte en consultor en la especialidad que fueras.

7. No tener un plan de auto-estudio.

¿Qué estas haciendo para mejorar tus conocimientos, tus habilidades, tus competencias? ¿Qué haces para mantenerte al día en la especialidad que elegiste?leyendo libro

Si no tiene algún tipo de plan de cómo vas a aprender continuamente cosas nuevas y afilar sus habilidades, necesitarás desarrollar uno de inmediato.

¿Quieres un plan sencillo?

Puede bastar con sólo auto-comprometerse a leer un libro técnico o de desarrollo profesional cada mes.

En un año habrá leído 12 libros.

Recuerde, las cosas pequeñas se suman con el tiempo. Sólo dejando de lado incluso 30 minutos al día, cada día, puede hacer una gran diferencia en un año o dos.

A la acción

La actitud de querer hacer las cosas nos lanza a la acción, como reza el dicho ¡querer es poder!

La presente post se alimenta de otras fuentes que más un toque de experiencia personal se convierte en lo que acaba de leer.